Con el final de la campaña 2017-2018 en el sector lácteo el pasado 31 de marzo, se cumplen tres años de la finalización del sistema de cuotas lácteas. Media que, según denuncia el Sindicato Labrego Galego en un comunicado de prensa ha provocado el cierre en esa región de más de 1.500 granjas al pasar de las 9.484 de abril de 2015, a las 7967 de enero de 2018.

Bajos precios como en Lituania y Rumanía

Lo peor de todo es que esta situación de crisis crónica de la leche de Galicia no se corresponde con la situación del sector europeo, que ha vivido un periodo de bonanza gracias a la escasez de mantequilla y el alto precio de este producto. Así, mientras que los principales países productores de la UE tienen un precio promedio para su leche de más de 0,35 euros, afirman desde el SLG, incluso algunos como Alemania, Holanda, Austria e Irlanda alrededor de 0,40 euros, Galicia ofrece los peores datos de la Unión Europea con más explotaciones cobrando la leche entre 0,26/0,28 euros a niveles de países como  Bulgaria, Estonia, Lituania y Rumania.

Todo el poder para las industrias

La supresión de las cuotas lecheras significó la desregulación total del sector dejando a las industrias, aseguran desde el Sindicato Labrego Galego, todo el poder. Lamentando los pocos resultados del Acuerdo de Sostenibilidad del Sector Lácteo o de las Organizaciones de Productores creadas

En pocas palabras, el fin del sistema de cuotas y la falta de políticas de control de precios y los mercados ya provocaron una fuerte crisis de sobreproducción en 2015 y están ayudando a la próxima aparición de otra. Los últimos datos indican que el precio medio de la leche ha caído de nuevo en la UE en febrero por tercer mes consecutivo, con un valor de 35’07 céntimos de euros y acumulando un descenso del mes de diciembre -7’3%. Al mismo tiempo, empiezan a saltar las alarmas por un exceso de producción: en enero de 2018, el crecimiento de las entregas continuó la tendencia de meses anteriores, un aumento del 4% en comparación con el mismo mes del año anterior, y un 5,4% en España.

El sistema de cuotas no era perfecto, pero la liberalización salvaje que prevalece ahora es aún peor.

Por lo tanto, desde el SLG seguen exigiendo la necesidad de políticas públicas para el control de los precios de producción y de mercado que garanticen una distribución digna y racional y razonable de la capacidad productiva de los diferentes territorios. También abogan por la necesidad de que los diversos actores de la industria se reúnen en foros de diálogo arbitradas por la administración, para llegar a acuerdos sobre los precios, los contratos y las condiciones de venta.

Fuente http://www.agronewscastillayleon.com/el-sindicato-labrego-galego-denuncia-que-galicia-ha-perdido-mas-de-1500-granjas-lecheras-desde-el