La CNMC ha publicado el informe sobre la propuesta del Ministerio de Energía para actualizar la retribución de ciertas instalaciones de renovables, cogeneración y residuos en el que recomienda retirar de la misma las plantas de purines, a la espera de una nueva propuesta que dé cumplimiento a varios autos del Tribunal Supremo.

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha publicado su Informe sobre la propuesta normativa del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (MINETAD) que actualiza la retribución a la operación de determinadas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos, informa en un comunicado.

En particular, la propuesta establece los valores de la retribución que se aplicarán durante el primer semestre natural de 2018, y tendrán efectos desde el 1 de enero, por el funcionamiento de las “instalaciones tipo” correspondientes a las tecnologías de cogeneración, biomasa, residuos y tratamiento de residuos cuyos costes de explotación dependen esencialmente del precio del combustible. La retribución de estas instalaciones se actualiza cada seis meses e incluye también las instalaciones dedicadas al tratamiento de los purines de cerdo.

En el caso de las primeras instalaciones la CNMC no incluye comentarios en su informe sobre la actualización de esa retribución. Sin embargo, en el caso de la retribución que el Ministerio fija para las plantas de tratamiento de purines de cerdo, la CNMC recomienda omitir su actualización en la propuesta actual.

La Comisión considera que el MINETAD debería recalcular esa retribución teniendo en cuenta los autos del Tribunal Supremo que anularon parcialmente la Orden ETU/555/2017, de 15 de junio, en particular en lo que se refiere a la vida útil regulatoria de estas plantas, que tanto la Orden ETU/1046/2017, de 27 de octubre, como la presente propuesta limitaban a 15 años.

Las plantas de purines, perjudicadas por la Ley del sector eléctrico

El pasado mes de mayo el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los diputados presentó una proposición no de ley –aprobada finalmente en octubre y apoyada por todos los partidos menos por el Partido Popular- en la que pedía facilitar al máximo la reapertura de las plantas de purines, restablecer en el menor tiempo posible el plazo de 25 años de su vida útil regulatoria así como un Plan Nacional de Tratamiento del Excedente de Purines y de Reducción de su Impacto Ambiental.

El problema con estas plantas, tal y como explicó entonces Pilar Lucio es que “en su momento, el gobierno del PP llevó a cabo el grave recorte de primas -como consecuencia de la Ley del sector eléctrico- a las energías renovables que trajeron a la quiebra de las 29 plantas de tratamiento de purines existentes al Estado”.

Según Lucio “esto provocó la pérdida de más de 500 puestos de trabajo directos y un millar de indirectas y se dejaron de tratar más de 2,5 millones de toneladas cada año de purines a zonas especialmente vulnerables de contaminación de aguas subterráneas”.

Asimismo, la parlamentario socialista dijo en un comunicado que “a principios de este año el Ministerio de Energía rectificó pero redujo también la vida útil de las plantas de 25 a 15 años, algo que ha provocado que 3 de las plantas de purines que habían emprendido la actividad hayan tenido que parar y que a 16 las queden sólo 3 años de vida útil”.

Fuente https://www.energynews.es/cnmc-retirar-propuesta-energia-retribucion-plantas-de-purines/